..

..

viernes, 28 de enero de 2011

La zorra y el chivo

Érase una vez una zorra que al intentar beber de un pozo profundo se cayó dentro y no podía salir.
Un poco más tarde apareció un chivo,y al ver a la zorra dentro le preguntó si era buena el agua. La zorra para engañarlo, le dijo que era buenísima, que bajase a probarla.
El chivo saltó al pozo y después de haber bebido le preguntó a la zorra qué había que hacer para salir de allí.
La zorra les contestó:

- Hay un modo, que sin duda es nuestra mutua salvación. Apoya tus patas delanteras contra la pared y alza bien arriba tus cuernos; luego yo subiré por tu cuerpo y una vez afuera, tiraré de tí.

Le creyó el chivo y así lo hizo, y la zorra trepando hábilmente por la espalda y los cuernos de su compañero, alcanzó a salir del pozo, alejándose de la orilla al instante, sin cumplir con lo prometido.

Cuando el chivo le reclamó ayuda, se volvió la zorra y le dijo:

- ¡ Oye socio, si tuvieras tanta inteligencia como pelos en tu barba, no hubieras bajado sin pensar antes en cómo salir después !


Sé prudente y no te dejes engañar por las malas compañías.



1 comentario:

lilian dijo...

Pilar, me ha parecido excelente contar con un blog como el tuyo, porque como maestra infantil podré encontrar en él una variedad de cuentos apropiados para mis pequeños alumnos. Te animo a seguir recopilando la mayor cantidad posible de ellos. Te visitaré a menudo y te llevaré a mi blog para que te encuentren muchas más educadoras.